My way (Frank Sinatra)

Sin títuloClaude François escribe un tema titulado “Comme d´habitude” que mantiene un éxito local, con la relevancia que ello conlleva. Poco más tarde, el polifacético (y no por ello menos canadiense) Paul Anka reescribe la canción y la adapta al inglés para ser interpretada por las grandes voces norteamericanas. Es ahí cuando, en 1.969, aparece el LP “My Way” y Frank Sinatra no puede frenar el cambio de su trayectoria musicial.

El disco está compuesto no solo por el tema principal “My Way”, editado por partida doble en el álbum (uno de ellos en directo). Temas míticos de la carrera de Sinatra como For once in my life o versiones de los Beatles y Simon&Garfunkel como Yesterday y Mrs. Robinson dibujan un disco más que completo.

Uno más de la cuadrilla de los once que hace 55 años cambió la historia de la música cantando relatando de la mejor de las maneras o, al menos, a su manera…  

Anuncios

Abbey Road (The Beatles)

Sin títuloAbbey Road no es solo una cara bonita. Ni una portada para la posteridad. Abbey Road es el último álbum de estudio, producido por el quinto Beatle (George Martin).

Todo lo que rodea a los Beatles tiene una repercusión mundial. Es evidente que, todo lo que rodea a Abbey Road mantenga esa exigencia, cuasi dramática, de esforzarse por obtener el detalle, la impresión, la imagen y la anécdota.

Pero Abbey Road es un álbum maduro. Algunos consideran la cumbre de los cuatro magníficos. Un LP donde George Martin propone a Paul McCartney que deje volar su imaginación instrumental y se despoje de estereotipos. Lennon compone temas aguerridos y con cuidadas letras, conforman la base de este disco como Come Together, por ejemplo. Ringo complementa la obra componiendo Octopus´s Garden, una suerte de balada folk. Y George (“¡ay! George” que diría la Sra. Mildred –humor viejuno-) saca a la luz dos de sus temas más rentables mientras formó parte de los Beatles: Here comes the sun y Something.

Una genialidad de George Martin pone el sello a un disco que, digan lo que digan, también es una cara bonita.

In Spite of All the Danger (The Quarrymen)

Sin títuloPara este artículo he tenido que mentir. Solo un poco. El disco no tiene título. En 1.958, unos jóvenes John Lennon, Paul McCartney y George Harrison acompañados de Duff Lowe y Hanton, son los integrantes de la antesala de The Beatles: The Quarrymen.

El disco, que contiene dos canciones, fue grabado en unos estudios de Liverpool. El tema que contiene la cara “A” del vinilo fue un tema consensuada por todos los miembros de la banda: That´ll be the day de Buddy Holly.

El dueño del estudio, Percy Phillips, no permitió que el grupo ensayara para grabar la canción que rellenara la cara “B”. Las (benditas) prisas obligaron a que McCartney y Harrison se arriesgaran a ofrecer a Lennon que cantara un tema compuesto por ellos mismos. Así quedó, entonces, las guitarras de McCartney y Harrison, los coros de este último y la voz de Lennon. Su primera grabación por 15 chelines: In Spite of all the Danger.