Ooh La La (The Faces)

Sin títuloPodría empezar el año de mil formas pero pensé que ésta era la más apropiada. Comenzar el año nuevo con el último disco de estudio que publicó uno de mis grupos de cabecera: The Faces.

El disco Ooh La La sale a luz en abril de 1.973, marcando el final de la carrera de este grupo. Un final anunciado, dicen, por la alargada sombra de Rod Stewart que ya por aquel entonces se suponía enorme.

Junto a Ronnie Wood e Ian McLagan (uno de mis teclistas favoritos) artífices de la segunda generación de los Faces, deja un legado con temas como Silicone Grown, la estridente Borstal Boys, la maravilla instrumental Fly in the ointment con Ronnie Lane y la batería de Kenney Jones o el propio Ooh La La que da nombre al disco y lo cierra: compuesta por Lane y “Woody” y cantada por éste último como broche final.

El final de un grupazo para empezar un año nuevo. Antagonismos musicales tan preciosos como imperfectos.

Anuncios

Live in Maryland (New Barbarians)

Sin títuloNew Barbarians entran en la escena del rock y salen de la misma forma. Arrasan y se van. Su extensa vida dura 20 conciertos y desaparece dejando tras de sí un halo de rock&roll de una calidad envidiable.

El ya Stone y por entonces ex Face, Ron Wood, decide montar este grupo con la ayuda de Keith Richards. Cuentan, entre otros, con el saxo de Bobby Keys y la batería de Ringo Starr, entre otros. En 1.979 graban el concierto Live in Maryland (Buried alive) que no verá la luz hasta 2.006

El grupo sirve para varias cosas: durante los parones de los Stones la banda se llena de lujos y música a base de conciertos. Sirve para escuchar como canta Keith Richards. También escuchar versiones muy pulidas de Dylan o Chuck Berry. Pero, bajo mi punto de vista, si sirve para algo por encima de todo es para recordar al mundo (musical) entero que Ronnie Wood tiene un talento increíble para componer.

Ya dicen que “lo bueno, si breve…”