19 días y 500 noches (Joaquín Sabina) *Entrada número 50*

Sin títuloAl llegar a la entrada número 50 dije que escribiría sobre mi grupo de cabecera (predecible), The Beatles.

Como todo en mi vida, el plan cambia cada cinco minutos y decido una cosa diferente. He decido ocupar esta entrada con el disco “19 días y 500 noches” por dos motivos: Joaquín Sabina es uno de mis cantautores predilectos y el álbum cumple 15 años.

En septiembre de 1.999 llegaba a mis manos un regalo de mis padres que no pude esperar a llegar a casa para abrir. El coche de mi padre, un Opel Vectra azul -incomodísimo, por cierto- se convertía en nuestro The Cavern particular. Una tarde de impresiones. Lo primero: la portada. Recuerdo que Sabina acababa de pasar una etapa turbia y su gesto en la portada parecía reflejar “sigo demasiado vivo para que nadie pueda matarme”.

Puse el disco y la voz me chocó. Más desgastada de lo normal. Recuerdo que mi padre me miró en el coche y dijo “¿éste es Sabina?”.

Enseguida comenzó a sonar “Ahora que…”, “19 días y 500 noches” o uno de mis temas favoritos: Barbi Superstar. “Joder papá –pensé- sí que es Sabina. Y ha vuelto mejor que nunca”. Demasiado rock para digerirlo en poco tiempo.

Dieguitos y Mafaldas”, “El caso de la rubia platino” o “Cerrado por derribo” fundían el disco con pasos de gigante. Pero mi mejor recuerdo fue al escuchar “Noches de Boda”. Mi padre miró cómplice a mi madre. Ellos sabían a quién pertenecía la voz rota del comienzo. Me explicó que era de Chavela Vargas y me prometió enseñarme algo de su música que había por casa cuando llegásemos. Aquella tarde fue perfecta. Comenzó el gusto por la mitomanía musical. Solo repetía a los amigos del colegio “Tengo el nuevo disco de Sabina. ¡Vaya! Y canta Chavela Vargas”.

Una de las obras maestras del ángel caído de Úbeda para esta entrada número 50. Al final, como decía un buen amigo, “como siempre están, los Beatles siempre pueden esperar un poco más”.

Anuncios

3 comentarios en “19 días y 500 noches (Joaquín Sabina) *Entrada número 50*

  1. Bien por la entrada Bonus, sabes que me encantan las que tengan un caracter personal, aunque personalmente no recuerdo el Opel Vectra como especialmente incomodo jajajaja.
    Parece que nos hemos puesto de cuerdo para hablar de Sabina pero desde puntos de vista diferentes. Con respecto a Chavela Vargas tampoco me gusta, aunque aquí tiene que ver el echo de Almodovar y toda la camarilla que le rodea trataron de meternosla por vena y Almodovar es otro que me cae como el culo. Si le sumamos el clan Bardem, Juan Diego Boto y el Willie Toledo ya me dan ganas de vomitar. Y seguro que me dejo alguno.
    Ah, y enhorabuena por tus 50, que mayor te haces.

  2. ¡Enhorabuena por esa entrada 50 y por el nuevo avatar de superdiseño! Creo que es el disco que más me gusta de Sabina, lo solemos poner en el coche (en viajes largos) y siempre comentamos las letras, como si las descubriéramos cada vez y, lo cierto, es que lo hacemos porque siempre hay algo en sus canciones nuevo, que te sorprende en cada escucha. Me gustan todas las canciones, has elegido esa y me parece muy bien, cualquiera habría valido para presentar este fantástico álbum. De nuevo enhorabuena. Un abrazo

  3. Pingback: Cinco canciones que cambiaron la vida a…..Adrián (Bonus Track) – 1 | Mentalparadise

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s